Las disculpas y escalofriantes revelaciones de Gustavo Bolivar sobre Diomede Díaz

 

Después de recibir insultos, rechazos y hasta amenazas por haber tratado de asesino al cantante vallenato Diomedes Díaz, el senador y periodista Gustavo Bolivar se disculpó, pero hizo escalofriantes revelaciones para argumentar que Diomedes sí mató a Doris Adriana Niño.

Bolivar se proclama como "vallenatológo" porque ama el vallenato, pero sabe diferenciar entre el artista y la persona, es por eso que aseguró que el abogado Edgar Niño le pidió hacer un libro sobre la historia del asesinato de Doris Adriana Niño, aceptó y es así como obtiene más de 66.000 folios con pruebas inéditas sobre este caso que llevó a Diomedes Díaz a la cárcel.

Entre las escalofriantes revelaciones, Bolivar expresó, "a Doris Adriana Niño la drogaron con cantidades de cocaína intolerables para el cuerpo humano, la violaron entre mínimo cuatro personas, la asfixiaron, ocultaron su cadáver, lo arrojaron luego en un basurero de Boyacá, le cambiaron el nombre y luego, como si fuera poco, la hicieron pasar por prostituta para finalmente, sepultarla en la bóveda fría, sin lápida, sin flores, solamente con el nombre de N.N. dibujado sobre el pañete fresco por el dedo del sepulturero".

Continuó y dijo que las fotos que reveló en ese libro "Se ve a la joven con moretones en su rostro, huellas de asfixia mecánica y un detalle terrible: Los pantys enrollados a la altura de la rodilla. Según el testimonio que obra en el expediente, dado por tres campesinos de una zona rural de Tunja, ellos vieron cuando el carro blanco, por las características que dieron pareciera ser un Chevrolet Monza Blanco, se acercó a un barranco, se detuvo y empezó a sacudirse durante varios minutos. Ellos creyeron que se trataba de una pareja haciendo el amor y dicen que por ello le tiraron unas piedras. El escolta de Diomedes se asustó, lanzó el cadáver y arrancó. No es difícil pero sí doloroso concluir que el degenerado abusó de la difunta antes de tirarla como un pedazo de basura en aquel paraje helado".

“Existe una práctica algo popular entre algunos consumidores de cocaína de la Costa Atlántica que consiste en tacarse la uretra de cocaína y eyacular dentro de la mujer. De esa manera el torrente sanguíneo absorbe la droga, la lleva a las venas y la mujer queda drogada y a merced del atacante”. Y fue lo que hicieron, según la forense del caso. 

"Después de Diomedes la accedieron violentamente otros dos hombres, a juzgar por los tres tipos de semen que encontraron dentro de la vagina de la muchacha y, cuando digo que fue violada por al menos cuatro personas es porque la misma forense dejó escrito que dentro de las uñas de la difunta se encontraron rastros de tejidos humanos, lo que es compatible con la lucha que libró Doris Adriana por salvar su vida. Se supo después, por un cotejo de ADN, que esos tejidos pertenecían a Luz Consuelo Martínez, la compañera sentimental de Diomedes Díaz y quien, no obstante, como dicen los costeños, “Cipote” prueba, nunca fue condenada", manifestó Bolívar.

"Y la vulgar exageración por la cual pido disculpas a su familia y a su fanaticada, es por haber comparado a Diomedes Díaz con Álvaro Uribe Vélez"., expresó.


Comentarios

  1. Y quien mando a Doris Adriana a andar de regalada? Esas son consecuencias de sus actos, y con lo loca que estaba por Diomedes supongo que tuvo sexo consensuado con él. Y el Señor Bolívar primero dice q mas de 4 hombres violaron a la mujer y después dice q la forense determinó q tenía 3 tipos de semen, señor por lo menos tenga coherencia! Y Diomedes pagó por el error q cometió! Pero jamás entre las pruebas que menciona dice q Diomedes es el asesino, así q no trate de justificar su comentario fuera de lugar @gustavo_bolivar

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Y ya usted leyó el expediente, ¿ Y según usted, por qué condenaron a Diomedes ? La invito a buscar el expediente y luego reflexione y tome una posición crítica pero con base a este documento

      Borrar
  2. Boba, pendeja y estúpida, Dios quiera que no le pase una violación y un asesinato a usted o a una de sus seres queridos para que otros digan que eso le paso por regalada.

    ResponderBorrar
  3. Señora Arroyo, la lengua es el azote del cuerpo. No juzgue lo que no conoce. Dios quiera que una familiar suya pase por una situación de éstas. Y después se quejan que está es una sociedad machista, con personas como usted como no

    ResponderBorrar
  4. A mí no me gusta la actitud de Consuelo siempre de sarcástica de cómo que no le importara nada, ante Dios ya no va a poder incubrir un crimen, ella sabe qué pasó y ayudó a la desgracia de esa mujer, los informes de medicina legal lo corroboran, pero ante eso ella recibe un premio según ella que no le duró mucho después de años largos de ser la amante cuando en el ocaso del ídolo la busca Dios no le permite lo que siempre quiso y murió Diomedes, no sentirá remordimiento al saber que dijo mentiras y al ver esas escenas, cómo puede ser esa una persona tan fría. Entonces la justicia divina le pasará la cuenta. Y el hecho de que Doris Adriana le gustará la fiesta beber nadie puede pasar por encima de la humanidad de nadie.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario