Diomedes Díaz, en manos de las buenas y falsas amistades



Es una realidad que nunca ha dejado de existir, que cuando una persona no ha logrado nada en su vida, económicamente hablando, pocos se le arriman sin interés, en el caso de Diomedes Díaz, contó con la suerte de que cuando comenzaba su carrera musical, conoció al guajiro Santos González.

Desde que Diomedes Díaz se hizo gran amigo de este personaje en los años 70 y 80, plena época de la bonanza marimbera, su carrera musical comenzó a ascender rápidamente, Santos González le dió el impulso económico que necesitaba 'El Cacique', para lograr también con su talento, lo que hoy se refleja aún en su ausencia, desde ahí, empezaron a aparecer las falsas amistades.

En agradecimientos a Santos González, Diomedes le dedicó innumerables de saludos en canciones, a sus hijos, su rol social en aquel entonces, quienes también se sumaron a la gran fanaticada del 'Cacique de la Junta', y una canción que reflejaba su admiración y agradecimiento por su compadre, titulada así mismo, "Mi Compadre", grabada en el álbum 'El Cóndor Herido' y lanzada oficialmente en el año 1989.


La humildad y la nobleza Diomedes Díaz la reflejaba en sus acciones, cualidades que fueron aprovechadas por las falsas amistades que empezaron a aparecer cuando el éxito le llegó, desde entonces le cantó a la traición, a la envidia y al abandono cuando le tocó enfrentar las peores experiencias vividas en su carrera musical.

Comentarios