Lluvia de Verano, la canción que mató, literalmente, a Lisímaco Peralta y casi a Diomedes Díaz



Los ricos guajiros de los años 70s y 80s, eran importantes en la medida que iban siendo nombrados en las grabaciones de los cantantes más pegados de la época, pero la mayoría tuvieron un final trágico, y de esto no fue ajeno Lisímaco Peralta, el comerciante Guajiro que Hernando Marín le compuso la canción 'Lluvia de Verano', grabada por Diomedes Díaz y Juancho Rois en el álbum 'La Locura'.

Lisímaco António Peralta Pinedo, oriundo de Las Flores, corregimiento de Dibulla, La Guajira, quien en su adolescencia fue un campesino común y corriente, y por sus escasas oportunidades para estudiar se dedicó a conducir volqueta y a jornalear, en esos tiempos conoció a su esposa Leticia Arévalo, con quién se casó y conformó su hogar soñado.



En el tiempo de la marimba en La Guajira, Lisímaco por sus habilidades para los negocios, a pesar de no tener estudios, se convirtió en el nuevo rico del pueblo, su primera camioneta último modelo fue una F100, la más apetecida en aquellos tiempos y se mudó con su familia para Santa Marta, donde conoció a Hernando Marín, compositor de grandes éxitos del folclor vallenato.

Marín, quien parrandeaba un día cualquiera en la casa de Lisímaco Peralta en Las Flores, Guajira, escuchó su historia, Lisímaco le contó las traiciones que tuvo de sus amigos, abandono de mujeres cuando no tenía dinero, y que en ese momento gozaba del éxito que tenía en sus negocios, ahí llegó la promesa de Marín, le dijo que le iba a componer una canción.


'Lluvia de Verano' fue el tema que Hernando Marín le compuso a Lisímaco Peralta, la cual fue del interés de Diomedes Díaz, y la grabó junto a Juancho Rois en el año 1978. La canción contiene un mensaje claro, el cual algunos en el pueblo afirmaban, que era una ofensa para los enemigos de Lisímaco: "Al que le duela, que le duela, si se queja es porque le duele".

Se llegó el día 6 de agosto del año 1978, donde se iba celebrar en Las Flores, Guajira, el éxito que tuvo 'Lluvia de Verano', a la celebración Lisímaco no quería asistir, quizás presentía una tragedia, o quizás porque a donde Diomedes iba a asistir, era un cumpleaños donde él no era antifrión, un amigo del pueblo le insistió, tanto que hasta le prestó ropa para ponerse porque tenía días de no ir a su residencia en Santa Marta.

Lisímaco convencido se fue para la fiesta que se celebraba en una casa de eventos llamada 'Sal sin puedes', pero antes de irse le hizo una advertencia a una de sus cuñadas, le manifestó que de 9 a 10 de la noche, lo fuera a buscar, así sucedió, su cuñada Sidis Mendoza lo fue a buscar a esa hora, al llegar lo encontró en la puerta de la fiesta, y Lisímaco le manifestó, que lo dejara bailar su disco, 'Lluvia de Verano', el cual estaba siendo intérpretado en vivo por Diomedes Díaz y Juancho Rois.


A la celebración estaba invitado todo el pueblo, incluyendo dos hermanos que se sentían ofendidos por Lisímaco; Juanito y Reyito, Reyito fue quien enfrentó a Lisímaco en el momento que bailaba 'Lluvia de Verano', y le propinó 11 disparos, cuenta la esposa de Lisímaco, que el único disparo que no fue mortal, fue uno que recibió su esposo en un dedo de la mano derecha.

Diomedes Díaz y Juancho Rois, saltaron una pared del patio de la casa de eventos, y luego se metieron debajo de la cama de un vecino, posteriormente lo hicieron en la iglesia del pueblo, cuando llegaron las autoridades, Diomedes salió de su escondite y manifestó una promesa que cumplió, expresó: "nunca más volveré a este pueblo".

Comentarios

  1. Lashistirias de mi terruño son de gran tema literario asta parecen ficcion

    ResponderBorrar

Publicar un comentario