Conductor de Martín Elías asistió silencioso a nueva audiencia ayer 10 de abril


Ante el Juzgado Primero Penal Municipal con función de control de garantías de la ciudad de Sincelejo compareció la tarde de ayer Armando León Quintero Ponce, el conductor de la camioneta en que se accidentó el cantanten vallenato Martín Elías Díaz, y que le costó la vida.

Quintero Ponce, que ocultó su rostro a las cámaras, negó su participación en el delito de homicidio culposo por los hechos registrados el 14 de abril de 2017 en la Transversal del Caribe, a la altura del sector Aguas Negras, en San Onofre.



Su comparecencia a los estrados judiciales fue silenciosa y prudente. A la sala de audiencias número tres del Palacio de Justicia de Sincelejo solo hizo presencia la esposa del Quintero Ponce y EL HERALDO, que escuchó de manera exclusiva la audiencia de imputación de cargos que la Fiscalía General de la Nación le realizó al conductor por homicidio culposo.


El ente acusador recordó que el día de los hechos el cantante vallenato en compañía de otras tres personas, incluyendo el conductor del vehículo, salieron de Coveñas donde Martín Elías dio su último concierto rumbo a Cartagena a encontrarse con su familia.



Lo hicieron en una camioneta Toyota Land Cruiser blanca modelo 2016 de placas IWQ-913 que era conducida por Armando León Quintero Ponce, quien hacía apenas pocas semanas había empezado a laborar con el artista.

De acuerdo con las investigaciones que realizaron los peritos expertos en accidentes de tránsito y quienes reconstruyeron la escena del accidente, además de una prueba de escáner realizada al vehículo, se concluyó que el conductor Quintero Ponce transitaba a 158.6 kilómetros por hora al momento del accidente, cuando los límites de velocidad permitidos en esa vía apenas son de 50 kilómetros por hora.


La Fiscalía manifestó que Quintero Ponce no fue garante en preservar la seguridad de los ocupantes del carro al transitar con exceso de velocidad.


Una vez finalizó la audiencia de formulación de cargos el acusado se levantó de su silla y en medio de lágrimas empezó a relatar al representante de la Fiscalía lo amargo y doloroso que ha sido para él vivir después del accidente de El Gran Martín Elías, pues en Valledupar no sale de su casa por miedo a los señalamientos que constantemente la sociedad le hace.


Pasados varios minutos el conductor salió de los juzgados y rápidamente se embarcó en un vehículo rumbo a su residencia en Valledupar donde esperará las citaciones que le haga la justicia dentro del juicio que se desarrollará por este caso de impacto nacional.


“Vivimos una casa por cárcel”

Aunque Armando León Quintero Ponce no quiso entregar declaraciones a este medio sobre su comparecencia a los estrados judiciales, su esposa fuera de micrófonos y en medio de lágrimas manifestó que desde que ocurrió el accidente del cantante vallenato han vivido una casa por cárcel pues en el último año han recibido amenazas de muerte.


“En Valledupar todo el mundo nos señala, mi esposo no puede salir a la calle porque lo reconocen, ni siquiera salimos a hacer mercado porque tememos por nuestra seguridad, esto ha sido muy difícil para nosotros. La muerte de Martín Elías es un hecho que ha sido doloroso para todos incluyéndonos a nosotros”, señaló la mujer que no quiso identificarse.

Comentarios

Total visitas