Iván Cancino, el respetado abogado penalista que defiende a Churo Díaz


¿Quién es Iván Cancino? Es un crack en el manejo del sistema penal acusatorio y un 10 en la relación cara a cara con la prensa. Es el Abogado Penalista que defiende en estos momentos al cantante vallenato 'Curo' Díaz.


Comunicador nato, sabe exactamente que necesita cada periodista y sin contar más allá de lo que se debe del sumario se convierte en profesor de derecho en los estrados y fuera de ellos logrando lo que sus clientes buscan aún confundidos, al momento de las capturas, la libertad.



Hoy, además de recorrer el país visitando a sus defendidos, cosa que nunca delega, hablando por ellos y firmando en primera persona se dedica a la docencia, es decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Republicana en Bogotá y dicta Penal general en tercer semestre en la Universidad Sergio Arboleda.



En un país donde la impunidad hace famosos los procesos y de paso a los abogados, Cancino resalta en la bruma de los estrados . “En Colombia la mitad del proceso se ganan en la baranda, la otra mitad en los medios” Dice sin rubor Cancino.

Es por ello que se transforma en las antesalas de los juzgados para convertirse en un aplicado profesor de derecho y explicarle a los periodistas como funcionan los procesos para que estos no confundan juez con fiscal y sindicado con condenado.


Este tal vez ha sido uno de los elementos mejor manejados por este joven penalista, hijo de uno de los más destacados abogados del siglo pasado El Doctor Cancino, sin nombre porque todos lo conocimos por su apellido, este hizo época por su estilo y le enseñó a una generación de los suyos a ejercer la profesión. "Busque la solución primero que la norma” le decía su padre a él y a sus compañeros del Externado donde era tratado con mayor rigor por su apellido.

Esa exigencia y los consejos de su viejo, lo convirtió en un lector voraz de cuanto texto jurídico existía y la manía se quedó viviendo en él, su secreto es leer todos los días, estudiar a toda hora, observar con paciencia los acontecimientos, analizar con cuidado para actuar con pasión.

Cancino Defiende causas y no personas, escoge a sus defendidos, ellos no lo escogen a él porque primero estudia el caso y luego al sujeto.

Cobra lo justo, ni un peso más, sabe que esto le ha acarreado la crítica de sus colegas. Piensa que una persona encartada tiene suficientes problemas en la cabeza para convertirse en uno más. "Nunca he firmado un contrato con una persona, dos o tres con empresas tal vez, solo alguien en 19 años ha incumplido con lo pactado económicamente, mis defendidos me buscan para pagarme” dice orgulloso al referirse al tema que se convierte en ocasiones en un problema de imagen para sus colegas.

Nunca defendería a alguien en quien no confíe, en su tablero no podrán existir Narcos, organizaciones ni agresores sexuales por una razón, explica Cancino. "Debo sentirme bien con quién estoy trabajando porque para mi no hay clientes, hay aliados”.

Cancino nunca le permite a un cliente hablar en un medio, quien habla es él, explica esto para significar que utiliza la formula del extécnico del Real Madrid José Mourinho. "Las peleas las daba el técnico para bajarle la presión a los jugadores frente a la prensa, de esa manera ellos se dedicaban a ganar los partidos”.

Para ser mediático Cancino ha creado una Marca Personal, ha interpretado a la audiencia, piensa como receptor y no como emisor de mensajes y mide cada palabra de su “VideoTwitt” una pieza audiovisual que publica en sus cuentas en las mañanas, allí suelta una frase, hace una reflexión y trafica con un contenido que se convierte en noticia, en síntesis, le hace la agenda a los medios y evita que los medios se la hagan a él.

“A los fiscales hay que enfrentarlos como se enfrenta a un abogado, los jueces deben perderle el miedo a los fiscales, hay que transformar el sistema. La fiscalía no debe ser la que juzgue a los jueces” sostiene Cancino al referirse a la manera como enfrenta en el estrado los casos en los que con argumentos y en ocasiones en voz alta se defiende de los elementos jurídicos que expone la fiscalía.

En ocasiones es más un sicoanalista que un penalista y casi siempre tiene que administrar las emociones de la familia de sus defendidos antes de enfocarse de lleno en el proceso, sabe que los hijos, padres y esposas de los sindicados pueden ser una contraparte más complicada que un fiscal.

Nunca le miente a una persona a la que defiende, le presenta el panorama como es y le va mostrando las rutas procesales y las posibilidades reales, eso ha hecho que termine siendo gran amigo del cliente al terminar el caso.

Cancino conoce como pocos el país, lo conoció al lado de sus compañeros de aula en el externado donde era uno de los pocos cachacos, eso le permitió cambiar a tiempo el rock.

Por Óscar Ritoré


Comentarios


Total visitas