A ritmo de vallenato piden sacar el tren del carbón de Aracataca, Magdalena


Cartas al Presidente de la República, llamadas al Ministerio de Transporte, plantones, escritos en redes sociales; una acción de cumplimiento y una sentencia de la Corte, no han servido para que a los habitantes de Aracataca los liberen del tren del carbón en el perímetro urbano, como desde hace más de una década lo están solicitando.

Al buen estilo Caribe y arropados por su sentir macondiano, hoy la comunidad, en cabeza de su alcalde Pedro Sánchez Rueda, en vez de actuar por las vías de hecho, reclama con una canción vallenata.


De la autoría de Isidro Orozco y la interpretación de Jorge Cruz Fontalvo, el tema, con el sugestivo título ‘Macondo Contaminado’, unifica a los ‘cataqueros’, quienes esperan que así los escuchen y se les haga realidad el sueño de sentirse libres del carbón.

“Hemos hecho de todo y no hemos conseguido nada, por eso hemos optado por protestar muy a lo nuestro”, dijo el alcalde Pedro Sánchez, para quien la canción es un signo de identidad.

“Se fueron los trenes de pasajeros, no hay banano y hasta ‘Gabo’ se murió; hoy tenemos solo trenes carboneros que ya son 48 y dejan contaminación”.

Al decir del mandatario la gente no aguanta más, pues el tren transporta diariamente 360 toneladas del mineral, recorriendo la vía 48 veces al día (24 con los vagones llenos y otros 24 vacíos), es decir, de ida y vuelta. El paso por el pueblo lo hace cada 10 minutos.


“Por eso es que el pueblo cataquero reclama ante la Corte buscando salvación". La pretensión de los habitantes es hacer valer una acción de cumplimiento que dicta la sentencia 672 de 2014, la cual exhorta al Gobierno Nacional, a través de Fenoco, Anla y la ANI, para que retomen lo consignado en el auto 2952 de 2007 mediante el cual se determina la construcción de la variante Bosconia, Fundación, Aracataca y Zona Bananera.

“Quieren dividir al municipio, ¡ay! como en Alemania sucedió; Es el pueblo cataquero el que pone los muertos para que se salve el carbón”.

Y es que el tren divide la cuna del premio Nobel de Literatura, dejando 17 barrios de un lado y 16 del otro, mientras hace el recorrido.

El pasado 2 de enero el alcalde Pedro Javier Sánchez Rueda, acompañado de la comunidad, de la gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes, congresistas y políticos locales, envuelto en el dolor de ir a darle cristiana sepultura a su madre Algemira Rueda, tuvo que demorar una hora el acto fúnebre debido a que el tren se estacionó, aislando la Iglesia y el cementerio, frenando la marcha del cortejo.


“De nada vale tener un Nobel ¡ay! Ahora que Gabo se murió; Hoy el pueblo cataquero se muere y agoniza en medio del carbón”.

La dirigencia política local dice que ya la gente se cansó, “no aguanta más” y sostienen que el presidente Santos debe tomar cartas en el asunto y decidir de manera urgente.

“Hemos sido reiterativos y le pedimos por favor al Gobierno Nacional, que nos ayude a sacar este tren del casco urbano y se haga una variante por la parte rural como lo dicta la sentencia de la Corte", expresó Alejandro Mora Suarez concejal de Aracataca, a quien el intérprete saluda.

“Lo que para la Drummond trae ganancias ¡ay! para nosotros contaminación; Hoy el pueblo cataquero se muere y agoniza por culpa del carbón”.

EL HERALDO

Comentarios

Total visitas