La verdad de Diomedes Díaz y Juancho Rois que nadie se atrevió a contar


Catalogada como la mejor unión que ha tenido el vallenato, pero con una gran verdad que hasta ahora nadie, absolutamente nadie se había atrevido a contar. Diomedes Díaz y Juancho Rois, dos crianzas distintas pero con talentos inigualables.



Su primer LP lo grabaron en el año 1978, y fue titulado 'La Locura', 12 canciones fueron presentadas al publico, de las cuales se hicieron éxito en la época 'El Alma en Un Acordeón', de Diomedes Díaz, 'Lluvia de Verano', de Hernando Marín, 'La Carta' de Diomedes Díaz y 'La Piedrecita' de la autoría de Sergio Moya Molina.



En ese mismo año, Diomedes Díaz se separa de Juancho Rois y se une a Nicolas "Colacho" Mendoza. La separación de Diomedes y Juancho se da por una simple razón, Rosa María Fernández, abuela paterna de Juancho Rois y quien fue quien lo crío hasta cumplir su mayoría de edad, le expresaba siempre a Juancho que "él que hacía cantando con un pobre como Diomedes Díaz", "qué se dejara de andar con Diomedes que no era nadie".



Juancho por haber sido criado en buenas comodidades por su abuela, quien era de familia pudiente en San Juan del Cesar, Guajira, recibió una crianza prepotente, diferente a la que recibió Diomedes Díaz, quien escasamente fue sacado adelante por sus padres, Rafael Maria y Elvira Maestre, razones que llevaron a Diomedes Díaz y a Juancho Rois a tener muchas dificultades en lo musical, personal y hasta muchos inconvenientes a la hora de acordar toques y giras musicales, donde cada quien, en la mayoría de veces, viajaban por separados a cumplir compromisos.

Diez años después, Diomedes y Juancho se vuelven a encontrar y grabaron 'Ganó El Folclor', al siguiente año (1989) volvieron a grabar, esta vez el LP se tituló 'El Cóndor Herido', hasta 1994 se mantuvo la unión, cuando grabaron '26 de Mayo'.



Comentarios

Total visitas