La locura que cometió Juancho Rois minutos antes de una boda en San Juan del Cesar




Aquel 14 de diciembre de 1985, San Juan del Cesar estaba toda a la expectativa, se casaba Humberto Roís, tío de "El Fuete" Juancho Roís. Cuenta el primo de Juancho (Humberto Roís Jr) que ese día quien manejó el carro de la novia (su mamá) fue nada más y nada menos que Juancho Roís. Así fue la historia:


Las fotografías son de un 14 de diciembre de 1985, día en que mis padres, Humberto Rois y Martha Mendoza, se casaron.

Al conocer la noticia del matrimonio, no hubo quién atajara a Juancho en su decisión de ser él el chofer de la boda de su tío "Humba". Así, en compañía de su inseparable Sandro Zuchini y de Amando Romero -dueño del auto-, se trajo desde Barranquilla el Mercedes Benz color amarillo que allí se ve. Ya él tenía armada su "maldad" en contra de mi papá.



Me imagino que ese día, mientras mi mamá se alistaba hecha un mar de nervios y emoción como supongo le pasará a cada novia antes de casarse, Juancho se frotaba las manos muerto de risa sabiendo la "gracia" que le iba a aplicar a mi papá.

Así fue, tan pronto recogió a la futura señora de Rois en la antigua ferretería "Mendoza", le echó llave a las cuatro puertas del carro, y la comenzó a pasear por todos los barrios del pueblo.

Primero la pasó por el frente de la casa de Sandro, sabiendo que allí solo iba a encontrar aprobación y ánimo a continuar con su chanza.


"Ni se te ocurra llevala todavía. Sacale el bloque a Humberto", y Juancho gritó. "dúdalo". Después, se volteó y le dijo a mi mamá: "Ahora te casai si a mí me da la gana". Como sabía que mi papá, por haber sido recientemente diputado del departamento, tenía en cada barrio su fortín político en las casas de ciertas familias sanjuaneras, por cada uno de esos barrios paseó a mi mamá.

La metió por el "Manzanares", luego fue al "20 de julio", pasó también por el "San Francisco", y si veía gente en la calle, gritaba: "vela aquí donde la llevo ve. El cliente se casa si yo quiero". ¿y mi mamá?, la pobre no hallaba cómo pedirle a Juancho que la llevara a la iglesia, que se apurara porque la estaban esperando y ya llevaba una hora y veinte minutos de retraso.

Al final, con su travesura hecha, se presentó al Club San Juan en donde, por fin, entregó a mi mamá para que junto con las damas de honor, organizaran la entrada al altar de la iglesia e iniciara la ceremonia.

@humbertorois

Comentarios

  1. Un consejo: ¡Respeten! Sean más auténticos en la creación de contenido. Dejen de andar rastreando cuanta anécdota, foto o video que sube la gente para luego venir a publicarlo ustedes. Sean serios y respeten los derechos de autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Total visitas