Martín Elías Jr concede primera entrevista donde revela detalles de su vida y de su mamá Caya Varón



Su vida ha vuelto poco a poco a la normalidad. La tristeza parece desvanecerse al imaginar el bonito reencuentro que algún día tendrá con su padre Martín Elías Díaz Acosta, conocido como ‘El Gran Martín Elías’.


No piensa en la muerte como una desdicha, la describe como una corta despedida que todos los seres humanos deben hacer porque así Dios lo dispone.

A sus nueve años, Martín Elías Díaz Varón, primogénito del cantante vallenato, muestra la fortaleza y madurez de una persona adulta, que comprende la ausencia de un ser querido como un paso doloroso, pero necesario.

Hoy, sus ojos brillan con los recuerdos que guarda de los días que compartió con su padre, cuando lo hizo sentir el niño más amado. De él, asegura, aprendió a ser humilde y sencillo.

“Mi papá siempre estuvo pendiente de mí, nunca me dejó solo. Tenía muchos compromisos, pero eso nunca le impidió compartir su tiempo conmigo; cualquier semana que tenía libre me llamaba y yo llegaba a donde él estuviera”.
Disfrutaban del tiempo en casa, del gusto por el fútbol y de las salidas poco casuales que tenían debido a los cientos de seguidores que siempre encontraban en los lugares que frecuentaban.

Por ahora, no está en sus planes iniciar una carrera musical, pero no descarta la idea de cantar con sus tíos.
En entrevista exclusiva con La Ó habló de su familia, la relación con su abuela Patricia Acosta y su tío Rafael Santos, de la relación con su hermana Paula Elena y de cómo su mamá, Claudia Varón, le ha ayudado en su duelo.
Ya han pasado varios días del accidente de su padre, ¿cómo ha sido ese proceso de duelo y aceptación?
Los primeros días han sido difíciles, pero ya estoy un poco más calmado. He encontrado fortaleza en Dios y mi mamá me ha ayudado mucho porque no se ha separado de mi lado; eso me ha dado fuerza.
¿Qué paso ese día cuando se enteró del accidente?
Estaba en Cartagena porque estábamos pasando allí unos días. No me querían decir nada, pero cuando bajé a desayunar me enteré que había tenido un accidente; así que me senté a buscar en internet para saber qué pasaba y ahí supe que estaba grave. Finalmente sucedió lo que todos sabemos.
El día del funeral todos admiraban la fortaleza que tenía, ¿qué pasaba por su mente en esos momentos?
Uno no se tiene que poner triste porque mi papá está en el cielo feliz acompañando a mi abuelo. Dios sabe por qué se lo llevó; tal vez más adelante hubiesen pasado cosas malas por la fama y prefirió llevárselo antes.
¿Qué pasa cuando llegan esos momentos de tristeza, donde solo está la realidad de no volverlo a ver?
Trato de no pensar en eso. Vivo mi vida normal y no quiero pensar en que no puedo verlo. Mi mamá y mi familia entera me han apoyado para hacer todo más llevadero.
¿Cómo era ‘El Gran Martín Elías’ en casa y como padre?
Le gustaba salir, pero cuando llegó la fama pues todo se complicó un poco porque toda la gente se acercaba y no podíamos estar tranquilos. Por eso, pasábamos más tiempo en la casa, donde llegaba poca gente; antes salíamos y jugábamos fútbol. Aun así, prefería tener un papá famoso porque eso lo hacía feliz y a mí también. Era muy chistoso y decía que yo era hermoso porque me parecía a él.  
Cuando estaban en lugares públicos, ¿no era incómodo tener siempre que esperar a que todos se tomaran fotos para poder compartir con él?
No, a él le gustaba compartir con la gente y yo siempre respeté eso; jamás hice una pataleta porque sus seguidores nos demoraran en algún lugar.
¿Qué quedó pendiente por hacer?
Nunca me vio jugar un partido de fútbol. Eso quedó pendiente, que fuera a verme jugar.
¿Fue muy estricto para corregir o de muchos regaños?
No, fue una relación de consejos todo el tiempo.
¿Pesa cargar con la fama de su papá?
No sé. Tal vez ahorita todos estén pendientes de lo que hago porque todo está muy reciente, pero sé que con el tiempo la gente irá aceptando la ausencia de mi papá y pues todo volverá a la normalidad.
¿Quién le enseñó a versear?
Yo practico, pero mi mamá siempre me ayuda, solo que a ella casi nada le rima. Ahora me tengo que inspirar en mi papá porque tengo que seguir el legado de él; algunas personas me dicen que debo ser cantante, pero estoy concentrado es en el fútbol.
¿Cómo va a continuar con ese legado?
Puedo seguir verseándoles, pero cantar no sé porque no se me da. No sé si el grupo de mi papá continuará o lo asumirán sus hermanos.
¿Cuál es la canción que más le gusta de su papá?
‘20 vidas más’ porque se la dedicó a mi mamá. Me gusta el ritmo.
¿Qué le cuenta su mamá, Claudia Varón, de cómo era su papá cuando usted estaba pequeño?
Cuando mi papá estaba con nosotros, me cuenta que tenían un acuerdo. Mi papá generalmente tenía presentaciones de viernes a domingo; por eso, de lunes a jueves, él tenía que estar pendiente de mí, dormirme y cambiarme el pañal, aunque lo pusiera al revés. En las madrugadas que yo despertaba, bajaba con su amigo Rafael Rico, a quien le dicen ‘Pichón, para hacerme el tetero, pero mi papá se acostaba en el sofá de la sala a dormir mientras ‘Pichón’ lo hacía. Cuando el tetero no llegaba era porque ‘Pichón’ se quedaba dormido hirviendo el agua. Ellos eran grandes amigos.
¿Tenía alguna canción favorita para dormir?

Yo me dormía cuando me repetían ‘aaaaaaaaaaaaaa’; resulta que después de grande, yo empezaba a repetir lo mismo ‘aaaaaaaaaaaaaa’ y cuando me daba cuenta mi papá era el que se quedaba dormido.
Si tuviese la oportunidad de ver a su papá de nuevo, ¿qué le diría?
Que lo quiero mucho, que lo amo y que gracias por todo el apoyo que me dejó a través de los ‘martinistas’. Le diría que es mi ejemplo a seguir.
¿Qué le diría a la gente que hoy le sigue?
Quiero que me recuerden como el hijo de ‘El gran Martín Elías’ porque él es motivo de orgullo para mí y no quiero que lo olviden.
¿Cree mucho en Dios?
Soy cristiano, pero más allá de la religión; lo más importante es que creamos en Dios.
¿Ante qué es intolerante?
Me fastidia que la gente piense que tengo un montón de dinero porque soy el hijo de Martín Elías. De hecho, les digo o les pregunto ¿qué tiene la plata? Si las cosas que dan mayor felicidad no se compran con dinero.

De su familia…
¿Cómo fue la relación con su abuelo, Diomedes Díaz?

Casi no lo veía, pero la última vez fue en casa de mi tío Rafael Santos, en Bogotá. Nos dieron la sorpresa a mi primo, Rafael Santos, a quien considero como un hermano, y a mí que mi abuelo había llegado. Le decía a mi primo Rafael que él iba a ser presidente y que yo iba a ser el reemplazo de él y de mi papá. No entendía porque yo estaba muy chiquito.

¿Y con sus tíos?

Con todos me la llevo muy bien y están pendientes de mí, pero es con mi tío Santos con quien más cercanía he tenido y me dijo que así como había sido un padre para mi papá pues así sería conmigo. Que le empezara a decir papá y así lo hice; teniendo en claro que mi papá es Martín Elías.

¿Ha hablado con su abuela, Patricia Acosta?

Sí, todos los días hablo con ‘mami Patri’. Ella me llama o yo la llamo.

¿Y con ‘mamá Vila’, su bisabuela?

También hablo con ella. La última vez que la vi la peiné y la consentí porque estaba llorando y muy triste porque extrañaba a mi papá. Me dijo que me quería mucho.

¿Pronto irá a visitarlas?

Por ahora no porque la gente siempre quiere estar cerca de mí y no podría compartir tranquilo con mi familia. Ni siquiera he podido ir a la tumba de mi papá; por eso prefiero esperar un poco de tiempo.

¿Cómo será ahora la relación con su hermana, Paula Elena?

Todas las vacaciones voy a estar allá con ella; quiero pasar todo el tiempo que pueda a su lado.  Es como si fuera un pedacito de mi corazón.

¿Qué le dirá de su papá?

Que fue el mejor papá del mundo.

Datos curiosos…
*De no ser futbolista ni cantante, le gustaría ser chef.
*No es bueno en matemáticas; para él, la genio en esa materia es su mamá.
*Juega en la posición central de su equipo de fútbol.
* Tiene nueve perros: Martina, Dorotea, Copito, Copita, Caramela, Caramelo, Abril, Filomena y Carmelo.
Autor: 
Mónica Melgarejo

Comentarios

  1. Dios te bendiga martincito

    ResponderEliminar
  2. Hermoso por dentro y por fuera, igualito a su papá...Dios te bendiga Martincito��

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Total visitas